martes, 1 de noviembre de 2011

Comissió de Baix, El Puig

Una fuerte tormenta precedió la última jornada taurina de El Puig, para finalizar la temporada nada mejor que la  exhibición de dos astados del ganadero local Rafa Azor marcados con el hierro de María José Barral, los festeros de Sant Roc 2011 también habían preparado un astado del hierro de Garzón que por problemas con el animal no pudo ser exhibido. Cuando el agua nos dio un pequeño respiro se abrió la puerta para el primero de los astados, toro marcado con el nº89, toro que a su regreso a la arena se mostró pronto, con clase acudiendo al cite de todos los que se acercaron. El animal de Los Azores rápidamente tomó la medida del "escampado" donde se lleva la lidia dejando buenos momentos, sin embargo fue rápidamente encerrado dejándonos a todos con la miel en la boca. Ya en segundo lugar y con una fina lluvia como testigo, se abrió el cajón para otro animal, más justo de presentación y que rápidamente se fue a la otra parte del recorrido, donde el asfalto mojado hizo que el animal pronto se rajara. Acaba así la temporada de toros en esta pequeña localidad valenciana, de nuevo con grandes toros, especialmente el toro de Albarreal exhibido en agosto que a buen seguro ha sido de lo mejor que se ha visto en la Comunidad Valenciana este año.