domingo, 20 de mayo de 2012

Almassora


Triunfante, Gaviota y Crimoso hicieron el primer paseíllo vespertino de la Feria Taurina de Santa Quiteria en tarde de expectación. La terna, compuesta por dos Román Sorando y un Montes de Oca, dejó con ganas de más al respetable que ayer llenaba balcones y cadafales atraídos por el cartel.
Las que también desfilaron por primera vez por el recinto fueron la reina, Thania Falcó, y sus damas, Sara Adsuara y Mari Luz Burdeus, que acudieron ataviadas con los trajes camperos y arropadas por las peñas patrocinadoras en el pasacalle previo a la exhibición.
A pesar de que se resistió el cerrojo de la puerta de chiqueros, el bou del poble salió puntual de Ca la Vila, cuando el reloj ya marcaba las 18.00 horas. El Román Sorando, número 47 tenía nombre y hechuras para el éxito pero su paso por el colapsado recinto taurino no lo acompañó hasta el triunfo. Lo paró José Antonio Bicho de salida pero fue Borja Gimeno quién puso el arte sobre el albero de la plaza Mayor. Tras su paso por La Picaora fue devuelto a chiqueros más de 20 minutos después.
A su hermano y compañero de cartel lo recibió otro artista, en este caso del quiebro, César Palacios. El colorao, de nombre Gaviota y financiado por El Corb, Clafidors y San Fermín, echó a volar hacia las calles del recinto, repletas en el primer día de la feria.
Crimoso, el Montes de Oca que cerró la tarde, dio expectativas a su salida con un comportamiento electrizante. Sin embargo, el de La Tribu y El Roser se fue a las calles donde no demostró la chispa que se le vio en los primeros tiempos de su suelta.
info. Patricia Rodríguez