lunes, 8 de noviembre de 2010

Fiestas Patronales. Tales

En el ocaso de la temporada nos adentramos en la población castellonense de Tales situada a orillas del río Sonella en el valle que forman las últimas estribaciones del Parque natural de la Sierra de Espadán, que definen el Espino. El pueblo se alza en la ladera de una pequeña colina y sus calles son tortuosas, empinadas y empedradas, algunas con desigualdad. Las casas son más reducidas a medida que se aproximan al castillo que ocupa la cúspide de la colina. El primer sábado después del 1 de Noviembre (todos los santos), un buen cartel que se prolonga hasta el próximo día 13 de noviembre es un buen reclamo para el buen aficionado en la recta final de la temporada. El pasado sábado día 6 el ganado del Gallo fue el que se encargó de abrir y cerrar la tarde taurina con un amplio abanico en el comportamiento de sus astados. A continuación de una vaquilla fue el turno para el astado del hierro de Montes de Oca que patrocino el ayuntamiento. 
Toro que fue soltado desde el cajón y desarrollo unos buenos primeros instantes pasándole factura muy pronto el suelo que pisaba en una interesante actuación del astado de Montes de Oca que lucía un bonito pelaje. Seguidamente la peña Els més Espessos dio suelta a su astado, toro perteneciente al hierro de El Val que como su antecesor hizo la salida desde el cajón de la plaza opuesta a su antecesor con una veloz salida y serios problemas para mantener la verticalidad por las sinuosas calles de la localidad dejando detalles sin llegar a cuajar nada en concreto siendo cerrados los dos toros con prontitud para ser embolados por la noche continuando la tarde noche con toros y vaquillas de Javier Tárrega (El Gallo).
Fuente: Toro Digital