miércoles, 9 de febrero de 2011

El 70% de los Ayuntamientos Valencianos adeuda el pago de festejos taurinos a ganaderos

Alrededor del 70% de los ayuntamientos de la Comunitat Valenciana que durante el año pasado contrataron reses bravas para la celebración de festejos taurinos todavía adeuda a los ganaderos el dinero acordado por el alquiler de los animales utilizados en estos actos, según ha denunciado este martes en un comunicado la Asociación de Ganaderos de Bous al Carrer.
La entidad ha subrayado que el "incumplimiento" de los pagos previstos por parte de un porcentaje "tan elevado" de consistorios "complica un poco más la ya de por sí precaria situación que atraviesan los criadores de ganado bravo en la Comunitat Valenciana".
En este sentido, ha criticado que las explotaciones de estos profesionales "vienen sufriendo, al igual que sucede en todo el ámbito ganadero, el tremendo impacto de la escalada sin precedentes que durante los últimos meses han experimentado costes de producción tan básicos para su funcionamiento como los piensos o el gasóleo".
"Los gastos nos ahogan. En las actuales circunstancias la rentabilidad de nuestras ganaderías se encuentra más en entredicho que nunca y, por eso, si los ingresos que teníamos previstos, como sucede con los contratos suscritos con los ayuntamientos, no nos llegan a tiempo la situación se vuelve insostenible para nosotros en términos económicos", ha asegurado el presidente de la Asociación de Bous al Carrer, Vicente Benavent.
La entidad que agrupa a estos profesionales ha apuntado que la morosidad de los consistorios valencianos respecto al pago de los festejos taurinos se ha "disparado" a lo largo de estos dos últimos años."
"Nosotros entendemos los problemas financieros que tienen las administraciones, pero sus responsables también tienen que ponerse en nuestro lugar y comprender que necesitamos que nos paguen cuanto antes porque son muchas las explotaciones ganaderas que se están jugando su futuro", ha subrayado Benavent, quien ha advertido de que están "al límite".
En este sentido, el máximo responsable de la Asociación de Criadores de Bous al Carrer ha señalado también que a los retrasos en el pago por parte de los ayuntamientos se suman los que se están produciendo en las ayudas previstas para razas autóctonas y mejora de la competitividad en el sector.
La Asociación de Ganaderos de Bous al Carrer ha expresado su "preocupación" ante esta situación y ha dado los primeros pasos para poner en marcha un contrato-tipo que deberá utilizarse en los futuros acuerdos que se cierren con los ayuntamientos o entidades como las comisiones de fiestas a la hora de contratar reses bravas, con el objetivo de "unificar criterios y poder proporcionar una mayor seguridad jurídica a sus asociados".
Asimismo, los ganaderos de este sector están elaborando una lista de consistorios morosos "para que todos sepan a qué atenerse e incluso se plantean recomendar abiertamente que no se preste servicio a aquellos ayuntamientos que no se encuentren al corriente de pago".
La Comunitat Valenciana cuenta con unas 140 ganaderías de bravo y un censo total de más de 11.000 animales. Este sector genera más de 300 empleos directos y origina un volumen de negocio superior a los 16 millones de euros, según la entidad.
Fuente: Bous al Carrer