jueves, 24 de febrero de 2011

Vila-real solo permitirá embolar toros a los emboladores “con experiencia”

Collas de emboladores de “reconocido prestigio y experiencia serán las encargadas de llevar a cabo las emboladas de los toros en Vila-real, a partir de las próximas fiestas de Sant Pasqual, en el mes de mayo. Así lo recoge el reglamento que en estos momentos ultima la Comissió d’Actes Taurins de la Junta de Festes, que se encarga de presentarlo a los diferentes sectores festeros.
El objetivo de esta normativa, “con un articulado corto pero claro”, según fuentes consultadas por Mediterráneo, no es otro que el de evitar que se repitan situaciones como las vividas durante las pasadas fiestas patronales en honor a la Mare de Déu de Gràcia, en septiembre, en las que se vivieron dos emboladas que los aficionados calificaron en su momento como “desastrosas”.
Pese a que desde la comisión taurina que encabeza Rubén Morte no han querido adelantar los detalles del reglamento, este rotativo ha podido saber que la totalidad de sectores del mundo de la fiesta en Vila-real muestran su postura favorable a esta iniciativa, mediante la que se pretende “dignificar uno de los actos más destacados y vistosos de los festejos patronales de la ciudad”.
LOS EXPERTOS // A este respecto, los expertos que llevan años embolando toros en Vila-real y numerosos municipios con arraigada tradición de bou per la vila consideran positiva la medida. “Será bueno para la ciudad porque evitará que se hable mal de ella cuando se producen emboladas como las de las últimas fiestas”, explica Pascual Batalla, que lidera una de estas collas especializadas, a las que están vinculados entre 20 y 30 taurinos.
“La colocación de los hierros, el encendido de las bolas y cortar de forma adecuada la cuerda que sujeta al toro en el pilón son actos principales en este proceso, por lo que el hecho de que salga bien es fundamental”, argumenta.
Por su parte, desde la Comissió de Penyes también consideran positiva la reglamentación de esta parte del festejo, de manera que “si una o varias de las peñas que se deciden a patrocinar algún toro no disponen de personal competente tendrán que buscarlo”, explica su presidente, José Pascual Colás.
En cualquier caso, no se descarta que el coste de la colla de emboladores expertos lo asuma la Junta de Festes, aunque este extremo todavía no ha sido confirmado por parte de los responsables de los actos taurinos de las celebraciones patronales.
En otro orden de cosas, Colás ha planteado la posibilidad de que la Comissió de Penyes --de modo similar a como ocurre en otros municipios-- cree unos premios a los mejores toros de las fiestas, que se entregarían en el Dia de les Penyes que se celebra tras las fiestas de septiembre. 
Fuente: El Periódico Mediterráneo