martes, 1 de febrero de 2011

El Consell de Cultura da otro mazazo a la entrada de toros de Segorbe

Ha sido otro fiasco para Segorbe. Sus esperanzas de que el Consell Valencià de Cultura emita un informe favorable para declarar la Entrada de Toros y Caballos bien de interés cultural inmaterial cayeron ayer en saco roto cuando el presidente del ente, Santiago Grisolía, se negó a llevar a debate la cuestión.
Grisolía no incluyó el citado asunto en el orden del día del pleno del órgano ni permitió que los documentos solicitados al Ayuntamiento por el secretario del Consell, Jesús Huguet, se analizaran, según detalló el alcalde, Rafael Calvo, que se mostró indignado y perplejo “porque finalmente ha sido una tomadura de pelo de Grisolía, que se ha reído de Segorbe”. Calvo aseguró que si lo que pretendía es que el tema no se tratara, “no tenía ningún sentido de que se nos llamara ante la junta de gobierno el 3 de enero para presentar la documentación que rebatía sus argumentos”. Asimismo, reveló que “el 25 de enero, solo a cinco días del pleno, Grisolía nos felicitó por nuestro esfuerzo por dignificar la fiesta”.
PRESIONES // Además, remarcó que “ha cedido ante las presiones de varios consejeros y ni siquiera se ha estudiado la información que aportamos, han preferido mantenerse en el error”. Asimismo, señaló que se siente “traicionado porque esta persona no ha cumplido con la promesa ni el compromiso que tuvo y solo me cabe la explicación de que no ha llevado bien el asunto y se la ha ido de las manos por completo”.
A pesar de este revés, el primer edil remarcó que la declaración BIC no depende solo del dictamen emitido por el ente que preside Grisolía, sino de otras instituciones y, según Calvo, “tengo plena confianza de que, a lo largo de febrero, Segorbe logre la denominación porque otras instituciones, que han hecho sus deberes, sus estudios y las investigaciones pertinentes, nos han mostrado sus predisposición a darnos sus informes 100% favorables”.
El munícipe lamentó “el gran trabajo que se hizo para demostrar que no se hacía daño a los animales y ni siquiera se ha usado para repasar el asunto”.