viernes, 3 de diciembre de 2010

El transportista del toro ha de firmar que va al matadero

El Ayuntamiento de Almassora ya ha tomado medidas tras hacerse pública la denuncia efectuada por la peña El K-nut de la localidad contra una finca ganadera de la provincia por la posible reventa del toro que exhibieron en el 2009. El concejal de Fiestas, Vicente Bernat, ha informado a la Asociación de Peñas Taurinas de Almassora (APTA) de la intención del consistorio de “ejercer un mayor control sobre el paradero de las reses que parten del municipio para su posterior sacrificio en un matadero autorizado”.
Según han confirmado fuentes municipales, a partir de los próximos festejos de Santa Quiteria, el municipio solicitará del transportista que traslada la res al matadero la cumplimentación de un documento en el que consten los datos del vehículo, los del conductor, así como los correspondientes a la res que lleva. En este informe, que será elaborado por los técnicos municipales, el encargado de portarlo suscribirá su compromiso de transportar al toro a un matadero determinado para su inminente sacrifico.
Un trámite que hacía extensivo a las peñas taurinas de Almassora el presidente del APTA, Juan Luis Marín, en la reunión mensual de la entidad, que tuvo lugar la noche del miércoles, y que fue aplaudida por todos los presentes en la misma. Asimismo, tampoco se hacían esperar las reacciones de la peña El K-nut, cuyo portavoz, Manuel Puig, alababa la decisión tomada desde el consistorio.
“Nos parece perfecto y creemos que es lo que tendrían que hacer pero no solo aquí, sino en todos los pueblos ya que consideramos esencial que pidan certificados y hagan firmar a los chóferes”.
Asimismo, desde la peña incidieron en el hecho de que “aunque nosotros ya no podamos hacer nada con nuestro toro, tenemos la esperanza de que sucesos como este no se repetirán”.
Las entidades suscribían también la propuesta de presentar una copia del certificado de sacrificio del animal tras la lidia.
Fuente: El Periódico Mediterráneo