lunes, 18 de abril de 2011

Los `bous al carrer´ plantan cara a la crisis y mantienen las exhibiciones para este año

La Asociación en Defensa de las Tradiciones del Bou al Carrer reunió ayer en la plaza de toros de Castellón a unos 400 aficionados, con motivo de su asamblea anual. Fue una jornada principalmente festiva en la que los responsables de la entidad, que encabeza el presidente Juan Carlos Paricio, hicieron balance de las actividades llevadas a cabo durante el año, augurando que en este, pese a la crisis, se va a mantener la cifra de astados exhibidos, buscando ganaderías más económicas, y recordaron algunos aspectos del Reglamento de Festejos Tradicionales en la Comunitat, que se modificó en agosto. Entre las novedades incluidas, según apuntó Paricio, figura la autorización para instalar burladeros, que son reconocidos como barreras de protección de particulares; la catalogación de los obstáculos como las pirámides o los bancos, como elementos de diversión y para medir la bravura de los animales; y la responsabilidad de los voluntarios, que tienen que velar por el correcto desarrollo del festejo, sabiendo que la responsabilidad última es del director.
El presidente de la asociación valoró la "asistencia de jóvenes" a la cita, que "es una gran garantía para la continuidad de una tradición como son los bous al carrer".
Por otra parte, aprovecharon para dar unos platos de cerámica a los niños y entregar distinciones a los socios con más antigüedad. Estos son: Vicente Sorolla (Burriana), Jesús Navarro (Mascarell); Esperanza Giménez (la Vall d´Uixó), Sergio Blasco (Burriana), Adolfo León (Puçol) y Alejandro Giménez (la Vall d´Uixó).