miércoles, 6 de abril de 2011

Imputados 3 ganaderos y un conductor por vender para lidia un toro que debió ser sacrificado tras un festejo

Agentes de la Guardia Civil de Castellón han localizado e imputado a tres ganaderos y un transportista por un delito de falsificación de documentos oficiales, ya que están presuntamente implicados en una operación en la que se volvió a vender para la lidia un toro que debió ser sacrificado tras un festejo de 'bous al carrer', según ha informado el Instituto armado.
Las imputaciones se han realizado con ocasión de las investigaciones llevadas a cabo por el Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona). Un representante de una peña festera de Almassora presentó a finales de noviembre de 2010 una denuncia en la que comunicaba la posible comisión de un delito de estafa ya que habían comprado un toro para un espectáculo taurino tradicional en las fiestas de la localidad, y que, una vez finalizada su lidia, se entregó para ser sacrificado.
Sin embargo, habían comprobado en internet que el animal estaba vivo y se ofrecía para su venta en una página web de una asociación taurina de Madrid. Los agentes de la Guardia Civil iniciaron la operación 'Magallanes', en la que comprobaron que estas irregularidades se produjeron aprovechando el incumplimiento por parte del organizador y promotor de los festejos taurinos en los que se lidió el toro del artículo del decreto 24/2007 que establece la obligación de trasladar el animal al matadero y realizar la declaración del destino del toro.
El animal fue vendido a un ganadero de la localidad de Morille (Salamanca), para ser sacrificado en un matadero de la localidad de Vitigudino (Salamanca), pero nunca llegó a este establecimiento y fue ofertado en las dehesas ganaderas de esta provincia para ser comercializado para la lidia. Fuetrasladado a una finca de reses de lidia ubicada en la localidad de Estremera (Madrid) donde finalmente fue vendido, en septiembre de 2010, con ocasión de los festejos taurinos de la localidad de Fuentidueña de Tajo (Madrid), tras los que finalmente fue sacrificado.
Por todo ello, por parte de los agentes de la Guardia Civil de Castellón en colaboración con efectivos de Salamanca y Madrid, han imputado como autores de un delito de falsificación de documentos oficiales a dos ganaderos de reses de lidia y a un transportista de ganado en Salamanca, así como un tercer ganadero de Madrid.
La Guardia Civil de Castellón, a través de especialistas del Seprona está trabajando con otros hechos similares al descubierto con esta operación, por lo que no se descarta que en el futuro se produzcan nuevas detenciones.
Fuente: Las Provincias
Foto: La Plana al día