miércoles, 13 de octubre de 2010

Sant Miquel. Lliria

Lunes 11 de octubre aprovechando la festividad del puente del Pilar, nos dirigimos a la localidad valenciana de Lliria, famosa por su banda de música y como no por las intensas jornadas taurinas durante las fiestas de Sant Miquel. Con tiempo otoñal y bastante puntualidad se abrió la puerta del cajón para un toro de Diego Romero, que sustituía al toro del Marqués de Domecq, toro adquirido en la finca Bon Mirar. Toro colorado y de pequeñas hechuras, que tras una rápida salida, se emplazó en la arena donde se limitó a defenderse, llegando a dar un buen susto a un aficionado local. 
El segundo de la tarde, un toro de la ganadería de Valverde, toro en la línea de la casa (Conde de la Corte) y que pasó sin pena ni gloria por las calles de la localidad valenciana.
Tras un breve descanso para la merienda, se dio suelta a un toro perteneciente a la ganadería riojana de El Ramillo (adquirido en toros Taru) toro más grande que sus predecesores y más desarrollado, es decir, más del gusto del público valenciano, sin embargo el toro era poco más que fachada.
Fotos: Daniel Sedano