sábado, 12 de marzo de 2011

Cuadri estrena el ciclo de conferencias "Encastes Unicos" organizado por el Club Taurino de Alcora.

Tuvo lugar en los Salones Sociales de la Caja Rural San José de L’Alcora el estreno del Ciclo de conferencias “Encastes Unicos”, siendo el primero en estrenar la iniciativa D.Fernando Cuadri Vides, propietario de la prestigiosa ganadería “Hijos de D. Celestino Cuadri”.
El ponente compartió mesa presidencial con el Presidente del “Club Taurino de Alcora”, Eliseo Fabregat e Irene Fernández, que además de socia del club taurino alcorino es asesora de Presidencia de la Plaza de Toros de Castellón, formando parte tambien de la Peña “La Revolera” de la capital de la Plana. 

El reconocido ganadero fue explicando la historia de esta ganadería, con especial dedicación al encaste Santacoloma.
Fernando Cuadri fue muy explicito al considerar cuales habían sido las notas predominantes de la ganadería heredada de su padre el famoso criador de reses bravas Celestino Cuadri.
Apuntó igualmente el origen de este apellido de origen italiano que en un principio era Quadri hasta que con el tiempo se convirtió en el actual Cuadri.

Citó a numerosos ejemplares que han dado gloria y prestigio a su ganadería y relató numerosas vivencias en su ganadería que fueron muy celebradas por el numeroso público que abarrotaba el local.

Explicó que la ganadería de reses bravas de Cuadri, como se la conoce en el mundo taurino, comenzó a formarse en la segunda mitad de los años 40 del pasado siglo por iniciativa de Celestino Cuadri Vides, un profesor de Derecho de la Universidad de Sevilla que decidió dedicarse a la agricultura y la ganadería en su pueblo natal de Trigueros (Huelva). 

Tras adquirir ganado de diversa procedencia, a partir de 1954 ya no efectuó cruce alguno con sus reses y decidió crear el hierro de la 'H', en clara referencia a la provincia de Huelva. Tras su presentación en Las Ventas en 1956, la ganadería onubense se fue consolidando y adquiriendo prestigio y, con el paso de los años y unos criterios selectivos que nunca se plegaron a presiones, modas o conveniencias, Cuadri logró un toro de rasgos muy especiales que resulta muy exigente para el torero, según se destaca en la referencia oficial del Consejo de Gobierno. 

El fundador falleció en 2001, pero como dijo Fernando en 1973 pasó el testigo a sus hijos y, en la actualidad, la ganadería, que sigue pastando en dehesas de Trigueros y Gibraleón escrupulosamente mantenidas, conserva el culto al rigor en la crianza de las reses bravas. El hierro de la familia ha antepuesto siempre el criterio de la pureza y la seriedad al del negocio económico, con lo que el resultado es un tipo de toro muy apreciado por la afición y ante el cual el triunfo de un torero es mucho más valorado.

Al final del acto el Presidente del Club Taurino alcorino Eliseo Fabregat y el Presidente de la Caixa Rural Vicente Ramos, entregaron a Fernando Cuadri una magnífica placa de cerámica artística de Alcora, con el nombre y el hierro de la prestigiosa ganadería.
Fuente: La Plana al día