lunes, 21 de marzo de 2011

El toro deseado en la Magdalena

Victorino Martín es la ganadería que por antonomasia cierra la Feria de Magdalena de Castellón. Sus toros siempre levantan expectación en esta tierra y el hierro de la ‘A’ coronada marca el tinte torista del ciclo. “Es una plaza clásica en nuestras temporadas y allí nos sentimos queridos, como en casa, notamos el cariño y el respeto que nos tienen”, asegura Victorino Martín hijo. El ganadero explica que el sexteto es “cinqueño, serio, con cuajo y con los pelos cárdenos, entrepelados y negros típicos de la casa”.
Las siete reses reseñadas atienden a los nombres de: Majonero nº4, Medianejo nº 14, Patarato nº 45, Matador nº 50, Petrarquista nº 53, Hechicero nº 7 y Sobandero nº 88, “todos ellos son nombres clásicos en la casa, de reatas contrastadas y buenos recuerdos en las exhibiciones”, añade Victorino.
Otro de los hierros con marcado tinte torista y que ya es uno de los clásicos en el abono es Fuente Ymbro. Ricardo Gallardo argumenta que la corrida “es un punto más fuerte que las que he llevado allí los últimos años”. El encierro reseñado viene algo variado de pelajes con un colorado, un castaño oscuro, un jabonero y un mulato chorreado. Además, de entre todos ellos, “el nº 201, Leyenda, es el primer hijo de Harinero, el toro indultado por Perera en Valencia el 2006, que está dando unas hechuras fantásticas”, concluye Gargallo ilusionado.
Aunque Fuente Ymbro goza ya de personalidad propia, desciende de Jandilla, otro de los clásicos del abono, “Castellón es una de las plazas tradicionales para Jandilla. Junto a Pamplona, es uno de los destinos clásicos de la ganadería”, responde su propietario Borja Domecq. La responsabilidad del ganadero es grande al ser el protagonista del cartel más fuerte de la feria con Morante, Juli y Manzanares: “Apenas embistan, el espectáculo va a ser total”.
El cuarto hierro en componer esta baraja de ganaderías clásicas en la Magdalena es Manolo González, que siempre ha tenido ese toque especial al criar el toro de origen Núñez. Sin embargo, en esta ocasión, en el encierro que enviarán los hermanos González a la capital de La Plana predomina la sangre Domecq, tal y como explica Ignacio González: “De los siete toros reseñados, cuatro provienen de lo que tenemos de Guadalest, Torrestrella y Jarrama y los otros tres son producto de cruces entre los encastes Domecq y Villamarta, y Domecq con Rincón”. Ello no significa que la vacada sevillana esté eliminando toda la procedencia Núñez. En cuanto a pelajes, el encierro viene muy variado en la plaza de Castellón.
Debut de Lagunajanda // No debutará en el coso de Castellón, que ya le es conocido, pero sí en la Feria Taurina de la Magdalena la ganadería de Lagunajanda, hierro formado con una de las particiones que se hizo de El Torero (Salvador Domecq) y cuyo representante es Salvador de la Puerta, hijo de María Domecq. “Se trata de una corrida muy igualada, con sus caras bonitas y pareja, y con sus 500 kilos de media”, asegura Salvador de la Puerta.
Fuente: El Periódico Mediterráneo