lunes, 19 de septiembre de 2011

Figueroles

El día 16 de septiembre, primer viernes de la historia reciente de Figueroles en que se realizan antes de fiestas espectáculos taurinos. Con buen tiempo, pudimos ver dos toros cerriles patrocinados por la comisión de fiestas de la ganadería burgalesa Florencio Fernández Gil López, ganadería perteneciente a la agrupación española de reses bravas y adquiridas a Germán Vidal. Dos toros exhibidos con tonos distintos, el primero por su condición de manso no quiso salir de la querencia del cajón cumpliendo con su lidia a duras penas. En segundo lugar saltó otro toro burgalés del que sólo destacar algunos momentos de su embolada.
El sábado 17, se soltaron dos toros de la ganadería salmantina de La Glorieta, ganadería que perteneció al malogrado Julio Robles y que sus herederos vendieron al poco de morir este. El primero, un toro negro terciado, acudió con brío y nervio a los recortadores, toro con acometida y movilidad que sin embargo acusó la falta de arena. El segundo un toro colorado, abrochado de cuerna y mansurrón, correteo sin fijeza por las calles.
info. la Plana al día