jueves, 15 de septiembre de 2011

Primer encierro de Guadalajara

Con más público de lo esperado y sin ningún percance que reseñar se ha desarrollado esta mañana el primero de los cuatro encierros de la Feria de Guadalajara que ha contado con reses de la ganadería salmantina de Pio Tabernero de Vilvis.
A las ocho en punto de la mañana daban aviso de la salida de los utreros los tres cohetes de rigor que anuncian la apertura de los corrales situados al final de la calle Boixareu Rivera. La manada, que ha iniciado la primera parte del recorrido de manera agrupada mientras cubría los primeros metros de seguridad que la organización permite como medida preventiva para dejar a los animales tomar impulso, poco a poco se ha ido disgregando con uno de los cabestros a la cabeza abriendo paso.
Este hecho ha permitido que uno de los novillos castaño tomará la posición delantera seguido de un grupo de tres astados más, facilitando a los corredores la posibilidad de coger cuernos, por lo que muchos de ellos, ya habituales y experimentados en este tipo de festejo, han protagonizado largas y excelentes carreras acompañando a las reses.
Tras tomar la curva y contracurva de Santo Domingo, los animales enfilaban la calle Capitán Arenas a un ritmo acompasado propio de su encaste Aldeanueva-Domecq por lo que a pesar de que era en este tramo donde más participantes había, no ha habido ningún percance y todas las reses han entrado de manera limpia al coso de Las Cruces.
info. Guadalajara2000