sábado, 11 de septiembre de 2010

Quinta entrada de Segorbe

Tres caballos resultaron heridos de escasa consideración en la quinta Entrada de toros y caballos que se celebra en Segorbe con motivo de sus fiestas patronales.
El percance, que podría haber revestido mayor gravedad, se produjo a la altura de la torre de la Cárcel. En la salida, un toro negro se escoró a la izquierda, obligando a los caballos que lo esperaban a abrirse para evitar quedarse en su trayectoria. El astado no tocó a los caballos, pero una de las monturas, Capitán, que conducía Alfonso Alandí, se acercó a la acera y al pisar el bordillo perdió el equilibrio. En la caída trabó a la yegua que tenía por delante, Jerez, de José García, que también acabó en el suelo. El caballo de Alandí se repuso inmediatamente y siguió el recorrido sin el jinete justo hasta la entrada a la plaza, en la que pudo ser retenido por dos caballistas que le cerraron el paso. La yegua de García fue parada en el mismo lugar de la caída, al ser retenida por espectadores.
También en la salida, uno de los toros corneó en la nalga a la yegua Chufera, de José Vicente Puchol, que hizo todo el recorrido.
Los dos jinetes que fueron al suelo no se vieron afectados por la caída, tan solo Alandí, que presentó un rasguño en la sien izquierda.
Con estos percances, la Entrada de ayer resultó deslucida, con un primer grupo de caballistas que controlaron los cuatro primeros toros y el resto de jinetes, con las dos reses restantes y el manso.