sábado, 18 de septiembre de 2010

Tercer encierro de Guadalajara

Guadalajara, 18 de septiembre de 2010.- Con la amenaza constante de lluvia y buena parte de los ‘despistaos’ de las verbenas y conciertos celebrados durante la noche previa se presentaba el tercero de los encierros urbanos de las Ferias de 2010. Evidentemente, el llenazo del concierto que tuvo lugar la noche previa en la fuente de la Niña se ha hecho notar en las calles y en el público congregado en la plaza que, a diferencia de los dos primeros encierros, hizo acto de presencia en el festejo de forma numerosa.

La aglomeración de corredores se podía observar ya en el primer tramo del recorrido del encierro instantes antes de que los astados salieran de los corrales portátiles montados al principio de la calle Boixareau Rivera. En una salida eléctrica y atendiendo a la llamada de los aficionados, la manada se ha roto desde el principio con tres reses liderando el grupo con unos metros de antelación hasta llegar a las curvas de Santo Domingo que han sorteado de manera magistral sin llegar a caer al suelo a pesar de la velocidad con la que habían enfilado la calle.

Por detrás, el otro grupo con los cabestros y los otros tres utreros mantenían la emoción de algunos corredores que quedaban atrapados entre las dos manadas con el consecuente peligro que ello conlleva.

Si en el primer tramo del recorrido había abundante público, ya en el último tramo correspondiente a la calle Capitán Arenas la participación presagiaba que difícilmente el encierro se fuera a saldar sin incidentes. Y así ha sido, pues al final en esa vía la endiablada velocidad de las reses ha propiciado que fuera complicado coger toro generando momentos de peligro que finalmente han acabado con un herido por asta de toro que, tras ser atendido de urgencia por los equipos médicos presentes en el festejo, ha sido trasladado posteriormente al Hospital de Guadalajara.

Tras encerrar a los seis animales en toriles, la fiesta ha continuado con una posterior suelta en la plaza de toros en la que esta vez sí salieron los novillos para el disfrute y deleite de los aficionados.

Fuente: Guadalajara 2000