jueves, 28 de julio de 2011

Los encierros de Medina del Campo, Fiesta de Interés Turístico Nacional


Así lo ha hecho público el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Cecilio Vadillo, junto a la alcaldesa de Medina, María Teresa López. Dichos Encierros Tradicionales ya fueron declarados Fiesta de Interés Turístico de Castilla y León en el año 2002.
Los Encierros Tradicionales se celebran cada mañana de los días 2, 4, 6 y 8 de septiembre, durante los días de fiesta en honor a su patrono, San Antolín.
El origen de los festejos con toros como protagonistas se remonta a la Edad Media. Desde aquellos tiempos, las modalidades de "correr los toros" documentadas en Medina han sido al menos cinco: toros alanceados, toros embolados, toros enmaromados o ensogados, toros albardados y encohetados y toros en encierro.
Esta última modalidad es la que más ha arraigado entre los medinenses. En principio no era costumbre correr delante de los astados, a menos que estuviera establecido un voto o promesa religiosa para obtener la intervención divina o en señal de agradecimiento a un santo patrón.
Los encierros que han llegado hasta la actualidad han variado en su concepción y desarrollo. En 1873, el Ayuntamiento acordó que los dos días de fiesta que la población dedicaba a su patrono, San Antolín, se aumentaran a seis. Cinco años después, los festejos se ampliaron a los ocho primeros días de septiembre. En aquel momento, los toros eran corridos tres o cuatro días en varias funciones: al alba, al mediodía y a las cuatro de la tarde.
En la actualidad, la celebración del evento festivo se destaca en tres fases: el encierro a caballo, conduciendo las reses por campo abierto; el encierro a pie, con un recorrido urbano por las calles de la localidad; y las capeas en la plaza de toros. Los encierros, tal y como se conocen hoy en día, vienen celebrándose así desde los años 40 del siglo XX, sin que hayan sido interrumpidos en ninguno de estos años.
Info: COPE