jueves, 1 de septiembre de 2011

Cuarto encierro de Cuéllar


El cuarto encierro del municipio con las reses de la ganadería madrileña de Carmen Segovia protagonizaron un encierro que recuperó la rapidez y limpieza de los dos primeros. En una mañana nublada con constante amenaza de lluvia las reses partieron a las 8 de la mañana de los corrales del Cega con gran rapidez y dos reses dominando la manada. En el traslado por el campo solo surgió algún problema con una de las reses en el paso de Las Máquinas que logró controlarse.
La bajada de El Embudo se realizó con tranquilidad y lentamente permitiendo a los espectadores disfrutar de una estampa poco habitual. Los caballistas cerraron ambos laterales en esta bajada para evitar que las reses pudieran escaparse como sucedió el día anterior con las reses de Hermanos Peralta.

La manada llegaba agrupada a las calles donde se fue disgregando llegando a la Plaza deToros cuatro toros junto a parte de los mansos y dos más a cierta distancia separados, protagonizando momentos de peligro.
Los corredores realizaron bonitas carreras en el recorrido urbano.
En la probadilla muchos recortadores participantes que mostraron sus habilidades en saltos y cortes haciendo disfrutar al público que llenaba el coso.
En la enfermería de la Plaza de Toros el cirujano jefe, Pablo Vázquez, vivió de nuevo una jornada tranquila esperando culminar hoy con las misma tónica los encierros de 2011.
Vázquez atendió ayer a un caballista que perdió la montura en el recorrido y presentaba una contusión en la rodilla y a un corredor con un raspón.
Hoy a las 9.30 horas tendrá lugar el quinto y último de los encierros de las fiestas con los novillos salmantinos de Escudero de Cortos que por la tarde serán lidiados en una novillada picada por Félix de Castro, Víctor Barrio y Alberto López Simón. Tras la novillada el fin de fiestas en la Plaza de Toros seguido de los fuegos artificiales desde el Castilviejo y la orquesta Tucan Brass en La Soledad.
info. El Adelantado