miércoles, 7 de septiembre de 2011

Mare de Déu de Gràcia, Vila-real

La segunda jornada de bous per la vila de las fiestas de Vila-real permitió a los aficionados disfrutar de una tarde amena y llena de diversión.
Fueron dos los astados que salieron al recinto, uno de la ganadería de Antonio Bañuelos, patrocinado por la asociación 1Bou+, y otro de Laurentino Carrascosa y que aportó la Junta de Festes. Ambos ofrecieron mucho juego a los rodaors, ya que los animales entraban bien al recorte.
Por su parte, la Policía Local de Vila-real continuó con su tarea de garantizar la seguridad en la Vila y los alrededores. En la jornada de ayer, los aficionados mostraron responsabilidad y no fue necesario realizar tests de alcoholemia.
Info. El Periódico Mediterráneo