martes, 11 de octubre de 2011

El Roser, Almassora


Comprar un toro es como invertir en la Bolsa con un producto de riesgo. Y es que ni el más avispado de los brokers taurinos puede asegurar el éxito final de una operación en la que intervienen una multitud de variables. Una incertidumbre que se convierte en una tensa espera las minutos previos a que el ejemplar salga de los chiqueros. La suerte ya está echada.
El Trasto invirtió en esta edición en Buenahora un astado de Los Millares, bien presentado. Borja, más orgulloso que nunca de lucir el morado de su peña, se santiguaba en busca de protección y un poco de suerte para no perderlo todo en una tarde. Y al parecer, a quién se aclamara, le oyó. El de Manuel Ángel Millares, que siguió la exhibición en directo, se mostró noble en su salida al ruedo de Almassora y demostró movilidad durante su lidia. Ya en la Picaora, entró bien a los cites e incluso se atrevió a poner en apuros a César Palacios que lo quebró con la chaqueta de Patricio y no a cuerpo limpio tal y como tiene acostumbrados a los tendidos.
Llegadas las 18.30 horas, en los cadafals de la Picaora cruzaban los dedos para que, a la salida de Estambre, subieran las acciones del Marqués de Domecq, ganadería en la que habían puesto todas sus confianzas y sus ahorros. Así, el ejemplar, de color negro y marcado con el número 10, fue recibido al alimón y sacó genio con todos los aficionados que se midieron con él sobre la arena, entre ellos, Luis Paches.
La Kripta, L’Arrastre y El Wateke cerraban la tarde con un Torrehandilla del que les habían dado garantías. Planchador barrió los barrotes de los cadafals de la plaza de salida, haciendo caso omiso a uno de sus patrocinadores que lo esperaba. El animal dio varias vueltas al recinto dejando detalles en la zona del Raval y de la iglesia. La lidia del castaño fue de menos a más, viniéndose arriba en los encuentros con los rodadores en la plaza Mayor. Con los toros en chiqueros y ya sin riesgo se exhibió un carretón para crear cantera en la población
info. El Periódico Mediterráneo