viernes, 7 de octubre de 2011

Les Alqueries

Tras el encierro y la rápida retirada de las barreras empleadas en el mismo, continuó la matinal taurina en Alquerias del Niño Perdido. En primer lugar se abrió la puerta de toriles para un precioso astado castaño de la ganadería protagonista del encierro, Los Chospes, toro de preciosas y armoniosas hechuras, marcado con el número 139 y que salió con nervio a la plaza de la Vila, sin embargo la multitud de recortadores allí presentes hicieron diluirse al animal rápidamente. 
En segundo lugar y en la "Plaça de Baix" se dio suelta a otro astado de la divisa verde y negra, marcado con el número 59, toro negro de buena presentación y que pasó de puntillas por la localidad castellonense.
fotos. Bous al Carrer