miércoles, 5 de octubre de 2011

Peña Taurina Massamagrell

Una de las peñas con más solera de Massamagrell y con muchísima experiencia, la Penya Taurina. En los momentos previos al festejo amenazante de lluvia, se le dedicaron unas palabras por parte del parroco local y se le guardó un minuto de silencio en honor al fallecido en accidente de tráfico Juan Pedro Domecq, el cual como nos recordó a traído tantos y buenos toros a Massamagrell y en especial a esta peña.
Para empezar y con divisa totalmente negra y con el hierro del antiguo Duque de veragua en dorado. Salió el primero de la tarde de la ganadería de Parladé. Precioso toro negro con buenas hechuras, buena cara. Tras la salida, el toro se mantuvo en una línea sosa aunque le había que hacer las cosas bien, sobretodo por el pitón derecho que se quedaba más cortito que por el izquierdo en los quiebros.
El segundo en salir fue un espectacular toro del Conde de Mayalde, castaño de capa, una cara bastante agresiva y altito de agujas. Realizó una gran salida con mucha emoción apretando a rodadores con experiencia y haciendo presa a un rodador local propinándole un revolcón, afortunadamente sin consecuencias. Seguidamente el toro se fue a la zona de asfalto donde tuvo una buena actuación.
El tercero de la tarde también del Conde de Mayalde de igual capa que su hermano, más bajo y de agradable arboladura con el pitón izquierdo hacia arriba. Salió con nobleza y movilidad, para luego pararse y dar arrancadas con transmisión tanto a la rodada como en los quiebros. También el buen hacer de los rodadores que rodaron de cara al toro realizándose cortes unos a otros cuando el toro empezaba a apretar, dándoles confianza al animal. Y varios quiebros realizados, uno de ellos muy ajustado.
Por la noche se embolaron los toros de la tarde más uno de Juan Pedro Domecq, de capa jabonera del cual destacar su salida del pilón, ya que por lo demás poco se podía hacer ya que tenía defectos de visión.
Del resto destacar los toros de Mayalde, sobretodo el tercero de la tarde que realizó una buena embolada con mejores arrancadas en las rodás y en los quiebros.
texto. Alejandro Piquer
fotos. Sergio López