lunes, 4 de julio de 2011

Ribarroja


Ramaderia Doménech se presentaba con un corro de seis vacas y un toro en puntas poco conocidos para el gran público, pero que a partir de ahora empezaran a serlo un poco más.
Botinera nº 397 rompió el hielo con dinamismo y ganas de estirar las piernas. Su lidia fue correcta y ejecutó las labores de telonera a la perfección. La primera de las sorpresas apareció en segundo lugar; Avispa II nº 54, arrasó con todos los obstáculos en solo siete minutos. Pirámide, entablado, banco,..todo bien, hasta acertada fue la opción de encerarla pronto al estar ante una vaca que aún está por hacer. Tabartilla nº 65 trabajó de forma similar a Avispa II, pero con mas tablas y potencia. La segunda de las sorpresas de la tarde estaba en la arena y a fe que a más de uno puso en apuros por su velocidad en el entablado. Los ánimos y ganas de fiesta generadas por estas dos vacas, fueron sofocadas en dos arrancadas a lastimar por Mulata nº 382, que puso a comer pipas a la inmensa mayoría de los aficionados. Viendo el nivel de la vaca en el llano y la forma de apretar en las rodadas, los saltos fueron la opción elegida por los rodadores. Favorita nº 1 fue parecida a la anterior mostrando mucha veteranía y pillería. No tan exigente como Mulata, también marcó la raya y se la vio emplearse al 100% en los despistes. Sorprendida nº 3 impuso un ritmo sosegado y a su aire saltó el banco, el entablado y se fue a toriles sin despeinarse y con la faena hecha de forma notable. Terminó la tarde con la exhibición de Pantojo nº 25, que bien trabajado gusto por sus acciones en el entablado y banco, donde mostró mucho poder.