miércoles, 19 de enero de 2011

El ganadero Fernando Cuadri reconoce que se están vendiendo toros por 600 euros


El ganadero Fernando Cuadri, titular del hierro Hijos de Celestino Cuadri, triunfador de la pasada Feria de San Isidro, aseguró ayer en Sangüesa que la crisis económica ha provocado, entre otras cosas, una alarmante caída del precio del ganado bravo, hasta precios tan bajos como el de seiscientos euros por toros. "Preparar un toro de cuatro años para la lidia cuesta entre 2.500 y 3.000 euros.

Pero, como se ha reducido mucho el número de festejos, sobre todo en los pueblos, y, por tanto, se han quedado muchos toros en el campo, sin lidiar, se está vendiendo muy debajo de ese precio de crianza. En el matadero no te van a dar más de 500 euros por ejemplar. De este modo, algunos ganaderos venden los toros a 600 ó 700 euros y consiguen así algo más; incluso están vendiendo bastantes para que los maten los diestros a puerta cerrada".
No fue el único trofeo de la gala. Jesús Pérez, directivo del Club Taurino de Sangüesa, entregó a Fernando Cuadri el correspondiente al toro más bravo del ciclo sangüesino, que recayó en el llamado Cosaco, lidiado el 18 de septiembre por Salvador Cortés.
Para el criador de bravo onubense, no todos los efectos de la crisis van a ser negativos. "En los años de bonanza entró en el sector mucho nuevo propietario de ganado, no ganadero de verdad, que se basó no en el respeto al toro sino en el protagonismo personal en callejones y otros escenarios sociales. Cuando la crisis pase, habrá menos ganaderos pero quedarán los de verdad, los auténticos criadores de bravo".
Fuente: Diario de Navarra