jueves, 20 de enero de 2011

Sant Antoni i Santa Àgueda. Benicàssim

Benicàssim atrajo ayer a la afición taurina de la provincia de Castellón en la primera jornada de toros de las fiestas patronales en honor a Sant Antoni y Santa Àgueda. Y es que el hecho de ser de los pocos municipios en exhibir vaquillas entre semana lo convirtió en un punto de encuentro para los taurinos, según apuntó el concejal de Fiestas, Gustavo Ramón.
La asistencia a la plaza así lo evidenció, con una buena entrada para disfrutar de las reses de la ganadería de Jaime Tárrega, Lucas. Un hierro con propietario de sangre benicense, pero asentado en Vilafamés. “Un clásico de estas fiestas”, reconoció Ramón. Los animales hicieron el resto, ya que dieron juego a los presentes, con buenas salidas y embestidas que levantaron a más de uno de los asientos de las gradas del coso taurino del paseo Pérez Bayer.
Fuente: El Periódico Mediterráneo