martes, 10 de mayo de 2011

Ben a Gust. Massamagrell

El pasado sábado y mientras en la localidad vecina se celebraba el 35º aniversario de una Comisión Taurina, Massamagrell asistía al nacimiento de una nueva Comisión Taurina, formada por numerosos jóvenes con una gran afición lo cual se demostró con el buen cartel que confeccionaron para la ocasión en estos tiempos de dificultades y estrecheces. Sin embargo el triste protagonista de la jornada fue una tremenda tormenta que hizo acto de presencia a poco más de una hora de comenzar el festejo, estropeando la arena del recorrido que se convirtió en un auténtico barrizal. Pero entrando en materia, el primero en saltar a las calles de Massamagrell fue un astado de la ganadería de Los Chospes, castaño y ofensivo por delante aunque le faltaba algún kilo, el toro se limitó a defender su terreno, pareciendo coger algo de sentido al final de su lidia. El segundo de la tarde era otro toro del mismo hierro, con mejores hechuras que su predecesor pero que tampoco acabó de emplearse. 
En la localidad este día se dio un hecho insólito, y es que la exhibición de cerriles pasó de puntillas ya que la gran protagonista de la jornada era la ganadería de Hnos. Benavent, como reflejaba la presencia de muchos aficionados más cercanos a este tipo de exhibiciones. El ganadero de Quatretonda se trajo un buen corro de vacas, sin embargo no llegaron a lucir debido al mal estado del firme.
Ya por la noche y en segundo lugar se procedió a la exhibición de un fornido astado de la ganadería de Amparo Valdemoro, el cual realizó lo más destacable de la jornada con unos buenos primeros minutos, sin embargo la falta de arena y la actuación de los de siempre, acabaron rápidamente con el animal.
Fotos: Ivan Garcia