martes, 17 de mayo de 2011

Santa Quiteria. Almassora

En el mundo del toro no existen las apuestas totalmente seguras. Almassora se lo había jugado todo en la tarde de ayer por dos ganaderías de las que siempre funcionan en la calle, Hermanos Puerta y Aurelio Hernando, pero que, a toro pasao, dejaron a sus partidarios en la bancarrota.
Las peñas El Bocao, El Polp, La Tokatera, El Perkal, Gamusinos y la Trifulka, la peña de Marta García, reina 2011, se decantaron por el encaste Domecq y trajeron a la Vila desde tierras sevillanas a Caldereto, de Hermanos Puerta. El astado, marcado con el nº 29, realizó una salida con poco fuelle a la plaza Mayor. Con una espectacular cara y de grandes hechuras, el de Castiblanco de los Arroyos no tuvo su día y, tras pasear por la Vila, regresó a los corrales.
Pasadas las 18.30 horas, en la Picaora se esperaba al ejemplar de Aurelio Hernando. Encaste veragua en el que la Kripta y l´Arrastre vienen confiando ciegamente a raíz de los éxitos cosechados. Sin embargo, Casero dejó claro desde su salida que quería volver a la sierra madrileña. El astado, con el nº 6 y bien hecho, salió enfilado a gran velocidad hacia la calle Mayor para, a posteriori, dejarse ver por la Vila que ayer colgó el no hay billetes.
Fuente: El Periódico Mediterráneo
Foto: Bous al Carrer