domingo, 22 de mayo de 2011

Santa Quiteria. Almassora

Cuando algo llega a su fin es momento de hacer balance, al igual que lo hacemos cada fin de año. Hablador y Lorito fueron los encargados de clausurar ayer la Feria Taurina de Santa Quiteria 2011 en una tarde en la que en los corrillos taurinos, como aquellos que antiguamente tenían lugar en la calle Sierpes de Sevilla, se comentaban los mejores toros de la semana.
Una hora antes de lo habitual, debido a la procesión, salía Hablador a la plaza Mayor. El de Marqués de Domecq, financiado por las peñas El Barrilet, Els Penjats, El Gavell y El Retiro, tenía el discurso preparado y se lo explicó a Richard ya de salida. A posteriori, el ejemplar, colorado chorreado y marcado con el número 44, se fue a La Picaora para ofrecer un argumentario en el que respondió a los cites de los rodadores que, a pesar del cambio de horario, llenaron la Vila. Y es que la feria almassorina es, sin duda, garantía de espectáculo para los aficionados de toda la provincia.
Aficionats al Bou, por su parte, confiaron en Lorito, un Salvador García Cebada al que dio la bienvenida José Antonio, El Bicho. El astado gaditano, negro mulato y marcado con el número 15, se decidió por visitar el recinto taurino, si bien basó la mayor parte de su lidia en la plaza de La Picaora, donde también arrancaba alegre a los recortes que le ejecutaron.
Y mientras a pie de calle los rodadores se empleaban con los últimos astados del serial, en el que no se ha registrado ningún incidente grave, en los mentideros seguían haciendo las quinielas para los mejores toros. En estas porras de los aficionados suenan con fuerza los nombres de Afilador, el Javier Molina del encierro exhibido en primer lugar; y Marinero, el José Luis Osborne patrocinado el martes por El Caragol. Ya lo saben, hagan sus apuestas. 
Fuente: Patricia Rodríguez