jueves, 14 de julio de 2011

Cuarto encierro de San Fermín


El cuarto encierro, con toros de la mítica ganadería Miura, la más veterana de Sanfermin y habitual de los domingos por su nobleza, ha sido una carrera muy rápida (2:29) y emocionante, en la que se han producido muchos atropellos y caídas de corredores, debido a la gran cantidad de corredores que poblaban el recorrido, sobre todo en Estafeta, Telefónica y el callejón.
La manada ha corrido a gran velocidad a lo largo de todo el recorrido y un astado negro ha comandado la torada desde finales de Santo Domingo. En Mercaderes algunos bureles han resbalado, pero han continuado a gran velocidad, y en Estafeta, a pesar de que se han producido muchos trompicones, atropellos de mozos y caídas, se han visto bonitas carreras, ya que la manada se ha ido estirando y ha corrido en tres grupos. Los astados se han comportado como es habitual en ellos, con mucha nobleza y sin lanzar derrotes.
Tres toros han guiado la manada, arropados por los mansos, y un toro castaño ha ido llegando unos metros por detrás, seguido por los dos últimos morlacos. En ese orden han ido entrando a la plaza de toros y, aunque alguno de los toros se ha girado, con ayuda de los dobladores han ido entrando en chiqueros sin oponer resistencia.