lunes, 22 de agosto de 2011

El Perol, Pobla de Farnals

Con motivo del X aniversario de la Comisión Taurina El Perol, se había cerrado un cartel con tres toros de la ganadería de Dolores Aguirre. Finalmente llegaron dos toros y un novillo de este mítico hierro sevillano de procedencia Atanasio, con una personalidad muy marcada por el trabajo de tantos años de esta casa. Con la crisis apretando, el esfuerzo y la ilusión de una peña para traer un hierro de primera se mermó en un día negro para la tauromaquía en la calle. La tarde que ya empezó mal, con el gran retraso sobre el horario establecido...acabó peor.
Pero vamos a comenzar por el principio y hablando de toros. El primero en salir fue un toro alto de agujas y de apariencia fuerte, pero nada más recortarlo por primera vez mostró debilidad de los cuartos traseros, lo que al principio pensábamos que era una descordinación del toro, resultó ser una lesión el la pata izquierda trasera. Ya que los rodadores realizaron más rodadas que sobraban ya que el toro estaba inválido para la lidia y tenía que haber sido encerrado tranquilamente con los cabestros. Tras el triste accidente y la confusión del momento por las imágenes que allí se presenciaban; salió el novillo, el cual perdió lo que ambas puntas de los pitones, que no ofreció nada de bravura. 
Y en último lugar otro toro grande y manso con genio de libro, pegando arreones muy fuertes hacia la querencia de cajones, que no quería atacar, salía siempre arreando fuerte y salía suelto huyendo de la pelea. Por la noche las desgracias continuaron con el primero toro rompiendo el pilón del pueblo que ya se avisó al ayuntamiento que estaba mal el año pasado. Se ha hablado mucho en televisión, como siempre mentiras, que si cogió a alguien... y desde aquí decir que lo único que sucedió es que un chaval que estaba detrás de los barrotes se cayó al entrar tanta gente a la vez y se lastimó el brazo. El segundo tampoco tuvo el fondo que se esperaba y acabó por acostarse en el suelo derrotado. Desde aquí le deseo suerte a esta peña en sus próximos años.
Crónica. Carrer i Plaça
Fotos. Sergio López