martes, 23 de agosto de 2011

Tavernes no celebrará bous al carrer tras 30 años por no cumplir todas las garantías


Las fiestas de Tavernes de la Valldigna no tendrán bous al carrer porque, según el gobierno municipal, no cumplen todas la garantías exigidas. Después de 30 años de fiestas taurinas en la localidad, este año no se celebrarán los tradicionales festejos.
Mientras Gandia recupera la lidia de toros con una corrida este miércoles en la playa, la capital de la Valldigna no tendrá vaquillas. Simat pasará a ser la única localidad de la Valldigna que conservará sus bous al carrer.
La peña taurina de Tavernes de la Valldigna que había solicitado la suelta de vaquillas y la celebración de un baile en una plaza portátil, ha decidido retirar su oferta por la falta de respuesta del gobierno municipal.
Herminio Palomares, representante de la peña que ya realizó los bous el año pasado en las fiestas, declaró ayer a LAS PROVINCIAS que necesita veinte días para presentar toda la documentación y seguros a Gobernación. Sin embargo, las fiestas comienzan el 9 de septiembre, y por lo tanto «ya no hay tiempo de prepararlas», asevera Palomares.
La peña taurina afirma que presentó en el Consistorio la documentación que marca la normativa, pero parece ser que no ha habido acuerdo. La discordia se centra en la interpretación de la ley. La normativa distingue entre recinto de bous al carrer y plaza de toros portátil.
Para un recinto de bous al carrer se debe disponer de un seguro de responsabilidad civil, un informe de un arquitecto que garantice la seguridad del recinto, los permisos de la ganadería, un servicio médico con ambulancia y la consignación de un hospital cercano.
Para la plaza de toros hay que sumar a estos requisitos otros muchos como un quirófano, un equipo médico, un cuarto de caballos o un profesional taurino entre otros. La peña considera que instala un recinto de bous al carrer porque no lidian ningún toro.
Sin embargo, desde el gobierno municipal se piden más garantías. El alcalde nacionalista, Jordi Juan, señaló: «No estamos en contra de los toros, simplemente pedimos unas garantías. No se puede hacer toros de cualquier forma. Hay que atenerse a la ley. En Tavernes ya hemos tenido incidentes trágicos en los toros y no queremos que se repitan», señala Juan.
La peña taurina mantiene que iban a traer a Tavernes la misma plaza y ganadería que se monta en las fiestas de Sueca, justo antes de las de Tavernes. «La idea era desmontar allí y montar aquí. No entendemos por qué en Sueca no hay problemas y sí que vale y es suficiente, mientras que en Tavernes no».
Jordi Juan insistió: «Yo mismo firmé un documento en el que reconocíamos la tradición de la fiesta taurina en Tavernes, pero debemos, como gobernantes responsables, exigir unas garantías que marca la ley».
La instalación de una plaza para bous al carrer en Tavernes precisa de una inversión superior a los 30.000 euros. En caso de considerarse una plaza portátil para lidiar, la inversión se duplicaría, un coste que, a priori, resultan innecesarios por las características de los festejos y a la vez imposible de asumir económicamente para la peña taurina. Desde la peña insisten en que el Ayuntamiento «no tiene muchas ganas de toros». La semana pasada aparecieron en las calles pancartas en las que pedían la celebración de toros: «Volem Bous. Jordi Juan».
Info. Las Provincias