lunes, 1 de agosto de 2011

Encierro en Lodosa


El primer encierro de novillos de este año de Lodosa finalizó con un herido, un joven de 20 años de Barañain (J.I.), que fue arrollado por un novillo rezagado en la entrada de la plaza de toros. El joven, que presentaba policontusiones en la cabeza y extremidades, fue atendido por los efectivos de Cruz Roja y trasladado en ambulancia al centro de salud para una exploración médica.
El encierro comenzó más de 15 minutos después de las 9 de la mañana, porque no terminaban de encajar las maderas de uno de los puntos del vallado. Cinco de los seis utreros de la ganadería de Isabel Alba y Merino, de Cádiz, salieron hermanados con los mansos permitiendo lucirse a los numerosos mozos que acudieron al acto. El sexto se rezagó en la manga de los corrales de la calle Aire y completó el recorrido en solitario, sorprendiendo al joven de Barañáin.
Info: Diario de Navarra