martes, 2 de agosto de 2011

Muere un hombre de 74 años en Lodosa por la cornada de un novillo fugado del encierro


El lodosano de 74 años Félix De Luis Morentin, que tenía su residencia habitual en San Sebastián (Guipúzcoa), ha perdido la vida esta mañana en el tercer encierro de las fiestas de Lodosa después de que un novillo que se ha escapado del recorrido y ha embestido a varias personas le haya propinado una cornada en el cuello. Además, una segunda persona ha recibido un fuerte golpe en la ceja y ha sido trasladada al hospital García Orcoyen de Estella.

El encierro de este martes lo protagonizaban reses de la ganadería Prieto de la Cal. Según ha informado el Gobierno foral, en torno a las 9.20 horas un novillo ha roto el vallado de madera que cerraba el recorrido y se ha fugado. La res ha arremetido entonces contra varios vecinos que presenciaban el acto, entre ellos el fallecido, quien ha recibido una cornada en el cuello que le ha producido la muerte. El animal fugado ha sido neutralizado con dardos narcóticos, que ha disparado el propio ganadero, y ha sido introducido en un camión de la ganadería.

La noticia ha provocado una gran conmoción en Lodosa. El alcalde,Pablo Azcona, ha expresado la "consternación" que vive la localidad tras el suceso y ha lamentado la "desgracia tremenda" que supone esta muerte, "sobre todo para la familia, pero también para todo el pueblo", de forma que la corporación tiene previsto reunirse para coordinar las actuaciones posteriores y tomar decisiones. "Estamos todos muy afectados porque lo que tenía que ser una jornada festiva se ha convertido en todo lo contrario", ha dicho Azcona.

SEGURIDAD EN EL ENCIERRO

Sobre la seguridad del recorrido, Azcona ha indicado que algunos tramos están protegidos por un doble vallado, aunque el lugar donde se ha producido el suceso "precisamente no cuenta con este refuerzo porque no es necesario para novillos de este tipo". En todo caso, ha asegurado que el vallado "cumplía todos los requisitos y la legalidad pertinente, pero son cosas no habituales y los hechos son los que son", ha afirmado tras reunirse con los agentes de la Policía foralencargados de elaborar el atestado.

Sobre el fallecido, el alcalde ha señalado que De Luis era natural de Lodosa y, aunque había residido en San Sebastián, donde tiene parte de su familia, actualmente estaba jubilado y pasaba largas temporadas en su localidad natal.

La Policía Foral se encuentra en el lugar de los hechos para elaborar el correspondiente atestado. Así mismo, patrullas de las áreas deSeguridad CiudadanaJuego y Espectáculos y Tráfico también se encuentran en la localidad ribera. 
Info: Diario de Navarra