lunes, 15 de agosto de 2011

Un 'corneado' en el Monumento al Encierro


Un joven francés, que había llegado a Navarra para vivir la antesala a laJornada Mundial de la Juventud y que estaba viendo el Monumento al Encierro situado en el centro de Pamplona "se emocionó tanto haciéndose fotos que se resbaló y se clavó un cuerno" de uno de los toros de bronce que simulan el emblemático acto sanferminero, según ha señalado Rafa González, responsable de medios de la JMJ-Navarra.

Al ver la sangre de su compañero, otro de los jóvenes se desmayó y ambos tuvieron que ser trasladados al Complejo Hospitalario de Navarra, donde fueron atendidos y recibieron el alta posteriormente.

Pese a este incidente, González ha valorado la ausencia de incidentes importantes, a excepción de la "anécdota" protagonizada por estos dos jóvenes.

Este suceso y algunas incidencias como lipotimias o diarreas no han restado sin embargo tranquilidad a los actos. "Estando 3.500 personas durante cinco días, percances de este tipo son normales. No ha pasado ningún incidente más, con lo que estamos tranquilos y gozosos", ha indicado el responsable de Medios.

Tranquilos además porque la convivencia entre todos ellos, según ha calificado, ha sido "genial". "Yo me quedaría con los jóvenes de aquí, los voluntarios, unos quinientos, cómo se han unido entre ellos, cómo se han portado, cómo han estado dispuestos a todo, lo poco que han dormido porque había mucho trabajo y sin una queja, siempre sonriendo", ha subrayado.
Fuente: Diario de Navarra